home loans
home loans

Conectados

Tenemos 42 visitantes y ningun miembro en Línea

Bienvenido

Antecedentes de Una Crisis Anunciada

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

La bolsa de valores chilena ha caído, siguiendo la misma tendencia de las bolsas internacionales. El IPSA que marcaba 2.800 a fines de septiembre anota actualmente  2.000 puntos. Vale decir registra una baja de 29%, en diez días. 

 

La tasa de interés bancaria ha aumentado persistentemente en el último año. Este problema resulta ser bastante más crítico en el estrato de las PYMEs, que deben cancelar el doble de intereses que una gran Empresa para financiar un crédito. 

                      Tasa Operaciones No Reajustables en Pesos a menos de 90 días
 Tasas 10.10.07Tasas 10.07.008Tasas 10.10.008
Inferiores a 5.000 UF14.82%16.96%18.24%
Superiores a 5.000 UF7.7%8.52%10.30%
                                                                  Fuente: SBIF

 

Amenazas Sistémicas:

En los próximos 12 meses, las empresas chilenas deberán renegociar US$ 20.000 MM de créditos externos. Estos créditos están sindicados entre varios bancos y para ser renovados en forma automática requieren ser cumplidas una serie de requisitos contractuales (índices de solvencia empresarial), que por motivos coyunturales serán muy difíciles de satisfacer en esta oportunidad. En las próximas semanas podría darse el caso de que una o más empresas chilenas que forman parte del índice IPSA cayeran en “default crediticio”.     

Algunos sectores como la construcción, la viticultura y la salmonicultura, que habían sido sectores con alto crecimiento histórico y, estando algunas empresas fuertemente endeudadas, seguramente tendrán más problemas para renovar sus créditos. Si bien el tipo de cambio esta vez favorece al exportador, estaría por verse cual será la reacción final de los mercados internacionales frente a la oferta del productor chileno, caso a caso.

 

En los próximos meses se espera una caída importante en la demanda interna y con ello se verá afectado principalmente el sector del retail, sobre todo las tiendas que están orientadas a satisfacer las necesidades de los grupos de menores ingresos. Los planes de expansión en este sector están siendo revisados por las principales empresas del sector.  

 

No cabe duda que la actividad económica del sector real (PIB) en Chile terminará por resentirse. Este año creceremos menos del 4% y el próximo año, lo haremos menos del 3% (cuanto menos, todavía está por verse). Los sectores más afectados por la crisis internacional serán una vez más las MIPYMEs, que son las que proveen parte importante de la generación de empleo en el país.

Observaciones Finales: 

  • Los mercados financieros son muy volátiles y tienen efectos instantáneos. Por ende sus impactos financieros y reales deben ser monitoreados de cerca para poder establecer las políticas que sean más adecuadas para el país.
 
  • El mensaje del Gobierno frente a la crisis externa debe ser claro y preciso en el sentido de evitar al máximo que se frene el nivel de de crecimiento de la actividad económica, evitando así que aumente la tasa de desempleo en los próximos meses.
 
  • Ligado a lo anterior, el Gobierno y el Banco Central deben garantizar en todo momento una liquidez del sistema financiero que sea aceptable para el desarrollo normal de la actividad económica. El sistema financiero chileno goza de buena salud y, dado que las fuentes externas se han restringido, el Gobierno, el Banco Central, el Banco Estado y la CORFO están llamados a transformarse en participantes activos del sistema financiero chileno, arbitrando tasas y corrigiendo distorsiones, cuando las circunstancias así lo ameriten.   
 
  • Se requiere de una institucionalidad fiscalizadora financiera que sea vigilante y capaz de anticipar problemas, partiendo por  la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) y siguiendo por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Velar por la trasparencia de la información financiera es un requisito insustituible para el funcionamiento de los mercados.   
 
  • La información que hoy día maneja la SBIF sobre el crédito que entregan las tiendas de retail está en una “caja negra” que es difusa y poco trasparente. Es urgente poder consolidar las deudas de las casas comerciales con las del resto del sistema financiero y así poder finalmente establecer cual es el riesgo efectivo de caer en mora que tienen los diferentes deudores del sistema.    
 
  •  En los próximos meses, el Gobierno deberá poner un foco especial de su atención en el sector de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMEs) y de esta manera evitar que se vuelvan a repetir las nefastas consecuencias de desempleo que se vivieron en los años 1999-2002.
 
  • Afortunadamente la situación de hoy día es muy diferente a la del pasado. El Estado acumula recursos que le permiten formular políticas activas para el desarrollo productivo de las MIPYMEs. En el ámbito financiero, además de las medidas anunciadas este 13 de octubre por el Gobierno, que destinan US$ 850 millones para apoyar el acceso al financiamiento de los exportadores y de las PYMES, debiera estudiarse una política de contingencia que permita refinanciar los créditos a su vencimiento, utilizando la garantía del FOGAPE y también haciendo uso extensivo de líneas de financiamiento especial de la CORFO.   
 
  • Mirar el futuro, requiere fijar un compromiso entre las partes. Las Confederaciones de Trabajadores, los Gremios Empresariales, el Gobierno y el conjunto de los Partidos Políticos debieran estar en condiciones de suscribir un Acuerdo Nacional que permita evitar los despidos y asegure mejores condiciones de vida para los chilenos más pobres. 
  

Comisión Económica Partido Socialista

 

   

Santiago, 13 de octubre 2008